El histórico día de reparto de ganancias de SC Johnson

Un discurso sobre los valores de la compañía que cambió para siempre a SC Johnson: “El resto es secundario”

El discurso “El resto es secundario” de Herbert F. Johnson, padre, articuló los principios rectores de SC Johnson que perdurarían por generaciones.
La buena voluntad nunca se negocia, en la familia, en los negocios ni en los productos.
La historia de nuestra compañía incluye muchos momentos inolvidables, que abarcan desde la primera vez que mezclamos un producto de cera en una bañera, hasta cuando descubrimos las Amazonas e introdujimos al mercado innovaciones desde Glade® hasta OFF!®. Pero de muchos acontecimientos centrales, un discurso que pronunció el líder de la segunda generación, Herbert F. Johnson, padre, a pocos meses de su fallecimiento, se encuentra entre los más perdurables.
Retrato de Herbert F. Johnson, padre, sentado en su escritorio
Herbert F. Johnson, padre.
Cada año en el Anuncio de Resultados Financieros, la familia Johnson comparte con los empleados no solo la situación del negocio, sino que también sus aspiraciones para el futuro. Durante la víspera de Navidad en 1927, Herbert pronunció un discurso tan poético y bellamente ponderado acerca de la filosofía de la compañía, que ha sido un mantra por generaciones. 

Aquí una parte de lo que dijo:
Cuando todo está dicho y hecho,
este negocio no es más que un símbolo.
Y cuando traducimos esto, descubrimos
que significa que muchas personas grandiosas
tienen una buena opinión de sus productos, y que
una gran multitud tiene fe en la integridad 
de los hombres que fabrican los productos.
En un tiempo muy breve,
las máquinas que ahora son tan bulliciosas
llegarán a ser obsoletas.
Y los grandes edificios, a pesar de toda su solidez, 
deberán reemplazarse algún día.
Pero un negocio que es un símbolo
puede sobrevivir siempre que haya seres humanos con vida...
porque no está construido de materiales endebles
como el acero y el hormigón.
Está construido de opiniones humanas,
las cuales pueden vivir por siempre.
La buena voluntad de la gente
es lo único que perdura en cualquier negocio.
Es la esencia absoluta. El resto es secundario.
Las palabras de Herbert nos han inspirado por generaciones. En 1976, declaramos formalmente nuestros principios rectores en Creemos en esto, y pusimos la filosofía de Herbert en el centro. Sigue siendo nuestra brújula hasta el día de hoy, y guía el comportamiento de la compañía tanto en los tiempos buenos como en los difíciles.
 
Es lo que inspira nuestros principios en todo el mundo en nuestro esfuerzo continuo por expandirnos y crecer. Priorizamos a largo plazo la forma en que tratamos al planeta y a cada uno de nosotros. Trabajamos incansablemente para hacer que la buena voluntad cobre vida en toda nuestra comunidad mundial. Nunca comprometemos la integridad o el respeto. 
La buena voluntad de la gente es lo único que perdura en cualquier negocio. Es la esencia absoluta. El resto es secundario.

Herbert F. Johnson, padre.

Hace más de 90 años, Herbert no solo inspiró con palabras a esta compañía; si no que hizo un compromiso del cual SC Johnson nunca se ha apartado. La buena voluntad nunca se negocia, en la familia, en los negocios ni en los productos.

CompañíaSC Johnson es una compañía familiar

Nuestras creenciasCreemos En Esto: Los valores de nuestra empresa han guiado a SC Johnson durante cinco generaciones

Nuestras creenciasPolítica de minerales de conflicto de SC Johnson

Nuestras creenciasDeclaración de SC Johnson sobre la esclavitud y la trata de personas

CarnaúbaEn busca del Sikorsky S-38: La búsqueda del avión Carnaúba de H.F. Johnson, Jr. descubre algo más

MedioambienteEliminar los CFC de los aerosoles: Cómo Sam Johnson llevó a SC Johnson hacia el activismo ambientalista

Siguiente

Siguiente

Siguiente