Europlant de SC Johnson

La energía renovable potencia a SC Johnson a través del uso de la energía eólica, solar, de desechos alimenticios y de basura

La energía limpia es una brisa: Con el uso de la energía eólica, tres plantas de SC Johnson ahora funcionan con energía eólica 100 % renovable.
Desde 2004, SC Johnson ha propulsado parcialmente a su mayor fábrica, con una sorprendente fuente de energía: Basura.

El consumo energético en todo el mundo continúa aumentando. De hecho, se espera que crezca cerca del 50% para el año 2040. Es por eso que SC Johnson, desde el año 2001, comenzó a trabajar para sumar nuevas fuentes a nuestra combinación de energías renovables. Para proteger el planeta, reducir nuestra huella y mantener los costos bajos, sabíamos que las fuentes de energía alternativas serían una inversión valiosa.

Actualmente, más de 15 años después, contamos con 10 iniciativas de energía renovable en todo el mundo, que emplean  la energía eólica, la energía solar, cáscaras de palma residual, cáscaras de arroz e, incluso, desperdicios. Hoy en día, un tercio de nuestro consumo energético global proviene de fuentes renovables.

La energía eólica es la mayor inversión en energía renovable de SC Johnson. Desde 2019, tres de nuestros centros de fabricación funcionan al 100 % con energía eólica; los que están en Bay City, Michigan, Mijdrecht, los Países Bajos y Gorzow en Polonia. Otros dos sitios, en los Estados Unidos y México, obtienen una porción de su energía del viento.

En 2009, encendimos nuestra primera turbina eólica propiedad de la compañía en Mijdrecht, que alberga nuestro centro de fabricación más grande de Europa, conocido como Europlant. La turbina de 80 metros genera alrededor de la mitad de la energía necesaria para hacer funcionar el centro de tres millones de pies cuadrados; el resto de la energía es energía eólica comprada.

Huig Maaskant’s “The Boomerang” powered by wind energy.
Crédito de la foto: Marilène-Dubois.
Europlant de SC Johnson, en Mijdrecht, Países Bajos.

Bay City, hogar de nuestras bolsas marca ®Ziploc, y Gorzow, quien fabrica marcas globales de confianza, como Glade® y Raid®, ambos adquirieron el 100% de su energía eólica de los parques eólicos cercanos.

Y acerca de esos desechos. No era una broma. En nuestra instalación de fabricación más grande del mundo, Waxdale, un sistema de generación conjunta usa gas metano residual de un vertedero público cercano para generar parte de la energía eléctrica del lugar. Un segundo sistema de generación conjunta usa gas natural de combustión limpia. En conjunto, los dos suministran cerca del 85 % de la energía que necesita Waxdale.

La otra fuente de energía en Waxdale es una combinación de turbinas eólicas de 126 metros que se encendieron en 2012. Hoy producen unos 8 millones de kilovatios-horas de electricidad por año, lo suficiente como para alimentar a 700 hogares y suministrar entre un 10 y un 15 % de la electricidad de Waxdale. 

Las operaciones de SC Johnson en Medan y Surabaya, Indonesia, utilizan desechos alimenticios como fuente de combustible para calentar agua para los procesos de producción. Medan utiliza cáscara de palma residual y Surabaya utiliza cáscara de arroz residual.

Si bien el uso de la energía eólica es un importante enfoque de nuestros esfuerzos en energía renovable, también utilizamos otras tecnologías. 

En Surabaya, Indonesia, lanzamos un programa de biocombustibles en 2012, que utiliza cáscaras de arroz residual. Se utilizan como una fuente de combustible para calentar agua que se utiliza en la producción de espiral antimosquitos. Estas iniciativas de biocombustibles en Indonesia reducen más de 7000 toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero por año gracias al uso de combustible fósil que evitamos.

También, los proyectos solares en China, Indonesia, India y México ayudan a proporcionar calefacción de agua caliente para las operaciones de la compañía, que incluye la producción de aerosoles y los procesos de control de calidad.

Juntos, nuestros proyectos de energía renovable hasta 2018 le han permitido a SC Johnson reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestras fábricas en todo el mundo en un 62 % respecto de nuestro nivel de referencia de 2000. Asimismo, nos comprometimos con otra meta agresiva para 2020: reducir nuestra emisión absoluta de gases de efecto invernadero en los Estados Unidos en un 15 % respecto de nuestro nivel de referencia de 105 353 toneladas métricas de CO2e de 2015. En 2018, superamos considerablemente nuestra meta de reducción del 15 %. Nuestras emisiones totales de gases de efecto invernadero en 2017 se redujeron en un 31,6 %, a 72 066 toneladas métricas (alcance 1: 45 388 TM de CO2-eq y alcance 2: 26 678 TM de CO2-eq), más del doble de nuestra meta de reducción.

Nuestra búsqueda de soluciones de energía renovable aún tiene mucho camino por recorrer, pero siempre nos sentimos agradecidos por los reconocimientos de nuestros logros a la fecha. En 2018, nos otorgaron el Premio al Liderazgo Climático por la excelencia en la definición de metas para la gestión de gases de efecto invernadero. Fue nuestro cuarto Premio al Liderazgo Climático por la gestión de gases de efecto invernadero. 

Energía renovableLa energía del viento impulsa el centro de fabricación más grande de SC Johnson

Energía renovableIniciativas de energía renovable de SC Johnson alrededor del mundo

MedioambienteHitos de SC Johnson en cuanto a liderazgo medioambiental

Arquitectura“Bumerán” en Europlant, de SC Johnson: Arquitectura inspiradora que continúa regresando

Informe de sustentabilidadNombran a SC Johnson Argentina uno de los Mejores Lugares para Trabajar de 2016

CompañíaHoja informativa: Planta de Waxdale de SC Johnson

Siguiente

Siguiente

Siguiente